Si Jesucristo o Buda levantaran la cabeza

2018-05-14T15:15:55+00:0027 octubre, 2017|

Buda o a Jesucristo podrían ser tomados como ejemplo de personajes históricos que marcaron los tiempos, por no nombrar a otros más. Quizá tanto Buda como Jesucristo y otros transmitieron esa sola cosa que es lo único verdadero, el origen de todo, a lo que yo llamo “Percepción”.

Yo no viví en esa época, por lo tanto, no sé lo que comunicaron, al igual que tú, que tampoco lo sabes. Pero te invito a que te imagines que hicieron el esfuerzo o tuvieron esa intención de que, mediante palabras o actos, alguna persona, aunque fuera 2.000 años más tarde, pudiera captar el mensaje puro y sagrado, que es lo que está siempre más allá de las palabras. ¿Qué más da el tiempo que pase?

El tiempo es y siempre será circular, ¿no? ¿No es eso lo que dice la ciencia, a la que te agarras como clavo ardiente como si de la Verdad se tratase? 

Aquellas religiones que se montaron a partir de esas palabras y/o actos de personajes como Buda o Jesucristo, que marcaron los tiempos, son iguales que la nueva religión, la actual, la de la ciencia y la de la conciencia, la que te apega a la culpa, al necesario y urgente perdón, amparada, para más inri, en las matemáticas, las cuales nos ayudan a convertirnos en seres más soberbios y simples aún, si eso fuera posible, ya que todo cuadra, todo es perfecto.

¡Hemos dado con la clave! Y nos besamos y saludamos entre nosotros, llorando o riendo a mandíbula batiente porque hemos “comprendido la Verdad”, mientras parafraseamos la realidad que, a su vez, es un reflejo nuestro. ¿Ves la paradoja o, sin eufemismos, ves la simpleza humana en este acto?

“Gracias al Universo (por no nombrar a Dios) por haber nacido en el momento de la Verdad”, nos decimos para nuestros adentros.

Lo que siempre está ocurriendo es una distorsión de la Verdad en forma de religiones y de creencias. Se toman esas palabras y/o actos y pasan de boca en boca, como en un juego infantil, las cuales algunos usan para tener el poder sobre otros, mientras estos otros, pobres simples, crean religión. Y así siempre a lo largo de los tiempos, pues todo es circular.

Aquí estamos, totalmente alejados de una supuesta Verdad que nadie ha oído pero que todos repetimos como monos, pues la única salida que nos queda es la imitación como forma de expresión máxima de lo que llamamos “nuestro ser, esencia, ser original y más”.

Lo grave es que la ciencia es otro vehículo de la Verdad y la nueva religión se presenta como un nuevo circo de personajes que creen haber dado con la clave, contando números y letras, sumando, restando y aplaudiendo al ver los resultados, comiendo ligero, mirando al sol, compartiendo experiencias sagradas, cuando lo que están observando no es sino la otra cara del espejo que justo refleja lo que están capacitados para ver.

Pero, como somos parte de otras partes que vienen de otras partes, no podemos darnos cuenta de nada. Seguimos celebrando el triunfo conjuntamente de lo que es el origen de esta realidad, sea por medio de las palabras distorsionadas por el tiempo de personajes como Jesucristo o Buda o por medio de la ciencia, que enreda aun más.

¿No es curioso? Sí, a todas luces no solamente es curioso sino que es ameno y hace que tengamos un porqué seguir viviendo, mientras personas con una amplitud de miras superior pueden ver la simpleza del colectivo porque nunca hemos sido más frágiles y hemos estado más fragmentados que hoy.

La nueva religión está oculta pero es visible en comportamientos, sensaciones, sintonías y ajustes que nadie cree tener. ¿Cómo lo van a saber?

Si tú estás en ella, no podrás entender lo que estoy diciendo. O bien lo rechazas o bien no comprendes nada aunque creas comprender todo.

Si no estás en ella, habrás captado el alma de este artículo a pesar de no haber comprendido la totalidad de lo que en él estoy diciendo.

Si Jesucristo o Buda levantaran la cabeza, volverían a caer rendidos al suelo o bien seguirían esperando a que nosotros pasemos a otra historia porque esta ya está gastada y demasiado explorada por personajes infantiles jugando patéticamente a ser adultos.

Te invito a que, si no lo has visto aún, veas mi vídeo “El No Tiempo y la Nueva Religión”, publicado hace casi dos años.

Gracias una vez más por tu comprensión y por tu disfrute.

Ruth Morales.

 

NOTA: Estos artículos están dentro del contexto de Cambio de Realidad. Percepción y No tiempo. Cualquier interpretación de lo escrito que se haga fuera de ese marco, está fuera de ese marco, por lo tanto, no tendrá que ver con lo que se está diciendo.

Ingresa al Espacio Percepción y No Tiempo

Ingresa al Espacio Percepción y No Tiempo

Sesiones online en directo impartidas por Ruth Morales, vídeos explicativos, libro “No Tiempo”, documentos escritos, audios, espacio para preguntas etc.

Más información