Garantizamos la paz mental del difunto y la de su familia

//Garantizamos la paz mental del difunto y la de su familia

Garantizamos la paz mental del difunto y la de su familia

  ¡Garantizamos la paz mental del difunto y la de su familia!
   Viviendo en un país africano, mientras conducía de vuelta a casa, un poco cansada de un día ajetreado, el coche que estaba delante de mí llamó mi atención. No era un monovolumen, tampoco era una furgoneta. Era un coche medianamente grande, de color marrón dorado, limpísimo y más elegante aún si cabe. Después de varios semáforos en los que tuvimos que pararnos, fue cuando esas palabras se colocaron en mi campo visual, diciéndome algo.

¡Garantizamos la paz mental del difunto y la de su familia!
Era el lema de una empresa funeraria.
Me sonreí para mis adentros y pensé en la estupidez humana, en qué frágiles éramos y en todo eso.
 Una vez en casa y dispuesta a dormir, todavía le daba vueltas al coche que había visto y a su lema.
De repente, di un salto y me dije que una vez más, había sido víctima de mi ceguera inconsciente.
¡Ellos tienen razón!
Por supuesto que pueden garantizar tanto la paz mental del difunto como la de los familiares ya que, cuando te ves en esa situación, siempre quieres lo mejor para el difunto y si no los contratas a ellos sabiendo de su existencia, no te quedas tranquilo del todo, ya que existe esa posibilidad extraordinaria y lo mismo no descansas en paz durante un tiempo pensando en que no has hecho lo correcto.
Gracias y disfruta
Rebeca.
2017-12-08T20:20:58+00:00