La excelencia como modo de elevar la percepción de la realidad

//La excelencia como modo de elevar la percepción de la realidad

La excelencia como modo de elevar la percepción de la realidad


Siempre he sido una
observadora del entorno mismo y por lo tanto, siempre abrigué muchas dudas, además de muchos malestares que la vida cotidiana y la convivencia con otros ciudadanos traen consigo. Quería casar piezas, tener
un cuadro casi perfecto de la realidad pero no lo conseguía.
Ahora, cuando ya lo entiendo, percibo que las personas con la percepción de la realidad un poco más elevada que la del resto, tienen un don en común:La excelencia con la que viven y actúan, es decir, su educación.

Eso me hizo tirar del hilo y llegar al concepto que tanto escasea y que tanto me gusta: la empatía.

Cuando una persona percibe por encima de la percepción de la mayoría, significa que siente “empatía” por su entorno, es decir, que lo entiende y que sabe lo que “el entorno, el otro” está sintiendo.

Eso hace que su conciencia de ser humano como grupo o colectivo se expanda y sea capaz de captar más información que la conciencia del resto que no siente tal empatía.
Las acciones de esta persona del ejemplo serán, por tanto, más “excelentes” que las de aquellos que están en “otra cosa”, “en sus cosas” o a saber dónde.

Como la empatía escasea, escasea la excelencia. El comportamiento de la mayoría es el que se extiende, por imitación, lógicamente. Por eso, lo “incorrecto” se pega antes y se extiende como una plaga.

 Ahora entiendo el por qué de todo esto y Cambio de Realidad es parte de este entendimiento gracias a que observaba a gente excelente por escasa pero que está donde tiene que estar.Agradezco a todos quienes se han cruzado en mi vida, a quienes observé con el deseo de ser cada día “mejor persona”.

No me refiero solamente a saber decir gracias, por favor y demás cosas. Eso se aprende. Me refiero a eso, además de a algo mucho más sutil.

Hace un tiempo me di cuenta de
que el entorno socio-cultural es el espejo del alma. Para poderme explicar bien diré
que el entorno socio-cultural, al que llamaré sencillamente “entorno” a partir de ahora, es el entorno mismo donde el individuo se encuentra en el momento presente, con y para quién
trabaja, con quién se relaciona, qué piensa y sobre todo si tiene lo que yo llamo “mundo”.


Para mí tener “mundo” significa haber vivido experiencias varias, poco comunes al resto de la gente, el sentir diferente y tener empatía hacia el resto de los seres humanos, es decir, “saber” lo que sienten los demás.Tener mundo es todo eso en una sola cosa, en un solo sentir.


Saber lo que sienten los demás no es atenderlos, es saberlo. Hay gente que atiende a otros sin saber lo que estos están sintiendo. Hay personas que atienden a los demás atendiéndose a ellos mismos. Eso no es empatía, eso es otra cosa.Justo cuando se adquiere “mundo” no atiendes a todo el mundo por miles de razones, una de las cuales y la que define esta conciencia más elevada es el respeto al entorno de la persona a la que no atiendes y que, debido a su propio entorno le están pasando cosas inherentes a él mismo. También se puede decir al revés, que como son como son y piensan como piensan, el entorno en el que viven les da la razón continuamente.

El que “tiene mundo” sabe que no tiene que entrometerse allí, entre otras cosas, porque lo que está ocurriendo allí no corresponde a su entorno sino al del otro, pero lo sabe y lo entiende porque siente empatía.

Tener mundo te lleva también a eso que es distinción y elegancia por encima de todo. Eso te lo da el tener “mundo”. No se trata solo de viajar ni de tener dinero ni de hablar de temas supuestamente cultos.

Se trata de tener la conciencia más elevada que la de la mayoría.

Esto me llevó a que la educación y el
comportamiento de las personas tienen mucho que ver con la expansión
de la conciencia y percepción más allá de los sentidos. Cuanto menos, el campo energético alrededor de dichas personas posee ya las semillas para que esa circunstancia del despertar se haga realidad.

Y ahí está mi tema, Cambio de Realidad, porque todo está unido y porque todo es lo mismo. Y es con lo que me estoy encontrando ahora mismo.

Por ello y desde mi momento actual, me animé a comenzar a publicar unas sugerencias que tengo hace tiempo escritas, haciendo, como siempre, alusión a la vida cotidiana, la cual puede convertirse en un campo de batalla, difícil si no tenemos en cuenta “el campo del otro” o lo que es lo mismo, “su libertad”.Tu libertad termina donde empieza la del otro.


A continuación, te muestro la primera sugerencia que ya ha sido publicada en el Facebook.
Las he escrito siempre desde mi perspectiva y no por eso, ciertas o válidas para los demás. Es toda la “excelencia” de la que soy capaz de mostrarte ahora.
Pero sí quiero mostrar lo que yo entiendo por excelencia porque esto ha hecho que mi entorno esté lleno de gente excelente y ahora que comienzo a conocer más gente dadas las charlas “Cambio de Realidad” y las presentaciones de mis libros, me crezco más pues entran en mi realidad para hacerme entender “que hay más gente excelente de la que yo creía que existía”. Aun cuando estos asistentes no hablen, yo lo percibo en su silencio también.

Esto es más que un placer profundo para mí pues la educación excelente ha sido mi objetivo, mi porqué en la búsqueda de lo bueno del ser humano y parte de mis quebraderos de cabeza y enfados con mi propia persona.  Buscaba eso en los demás y siempre lo encontré. Por eso, tuve más calidad que cantidad, en cuanto a los valores que yo atendía entonces.

Estas frases son sugerencias para cada uno de nosotros
que harán que la coherencia se vaya abriendo paso en nuestro Ser, pues todo lo que he dicho más arriba tiene que ver con la coherencia y así ayudar que
la de los otros salga a flote.

Cuando la coherencia se va instalando, la
conciencia va subiendo y despertando.
Una cosa no puede ir sin la otra, según las compresiones que he ido teniendo hasta hoy.

Espero que te gusten, que te aporten algo y si no lo hacen, al menos, que
disfrutes leyéndolas.

Gracias y disfrutemos.

Ruth Morales.
2017-12-08T19:47:20+00:00