Rebeca se presenta

//Rebeca se presenta

Rebeca se presenta

Hola.

Mi nombre es Rebeca y fui creada por Ruth Morales, creadora de Cambio de Realidad, para transmitirte, a través de sus sentidos, su manera de leer la realidad.
Ella me creó como protagonista con la intención de dar vida y alma a sus libros, la trilogía “Cambio de Realidad” y para ayudarla en su proyecto-propósito del mismo nombre. A partir de ese momento, comencé a existir.

A pesar de ser poco curiosa, siempre me gustó saber un poco de todo, desde temas culturales, históricos hasta científicos pero ya no me interesan, excepto si estos me asaltan en el camino.

He viajado y viajo a muchos lugares distintos pero, aunque he estado muchísimas veces en Nueva York por mi anterior trabajo, nunca vi la estatua de la Libertad (me di cuenta de este detalle hace bien poco). En cambio, la naturaleza siempre me impactó y lo sigue haciendo. La vivo y disfruto como un regalo, como una sorpresa, como la primera vez.

Caminar por las calles de una ciudad desconocida, lejos de los lugares de interés mundial, me nutre tanto que doy vueltas y vueltas, sin rumbo fijo, mirando sencillamente las casas y a las gentes en la calle.

No me atraen los sitios turísticos ni aquellos que acogen a muchas personas pero reconozco que representan un orden para muchos y una diversión para otros tantos.

Me gustan muchísimo las lenguas, la mía y las extranjeras, aunque ya no me inclino tanto por ellas.

Me gusta la gente pero prefiero a la gente que habla por sí misma. También necesito la soledad. No me gusta viajar con otros. Prefiero hacerlo sola, escuchando música o escuchando el silencio, aunque compartir un instante impactante de un viaje con alguien que lo vive como yo, me aporta plenitud sin igual.

Me encanta reírme, reírme con otros aunque no estemos ni en el momento ni en el lugar adecuados para tal acción.

Antes detestaba todo aquello que yo sentía como estupidez humana, como incoherencia y como falta de criterio; ahora no solo las acepto, sino que las entiendo perfectamente. Además, las he necesitado para tomar mi camino y las sigo necesitando para evaluar en dónde estoy.

En un momento puntual, me interesó mucho el tema del dinero, lo que me llevó a dedicarme al trading durante un tiempo, el justo para entender que el trading era el punto de partida de mi propósito, de descubrir quién soy y de todo lo que he vivido y sabido hasta ahora.
Fue una bendita palanca que supe ver.

La creencia por la que se rige mi momento presente (por nombrar una) es que generamos caos en la vida porque ni pensamos ni actuamos con coherencia, que no es otra cosa sino ser uno mismo, es decir, ser sensato y honesto.

Por lo tanto, lo veo todo al revés.

No sufro por eso; al contrario, ver el mundo desde una coherencia hizo que saliera de la jaula emocional en la que estaba metida, en la misma en la que estamos todos metidos como sistema de vida.
Soy una persona feliz, a pesar de ser una persona, desde que encontré placer en todo, hasta en las cosas poco placenteras.

Y ahora me gusta todo el mundo, desde los “peores” hasta los “mejores” porque ya entendí que yo soy cada uno de ellos.

Gracias y disfrutemos, entonces.

Rebeca, el personaje.

2017-12-08T20:20:37+00:00